Arreglando el mundo

18278795_1527654723946369_2694705522788936206_o

Arreglar el mundo parece ser un mandato para todo el mundo, y no debe ser tan difícil porque todo el mundo tiene una solución para ello, claro, todo el mundo tiene soluciones particulares que generalmente no complacen a todo el mundo.
Pero hablando de todo el mundo, el mundo de los viejos jubilados es un mundo aparte, porque ellos vivieron un mundo mejor. Siempre para el consenso del mundo, el mundo pasado fue mejor, y a fe que fue mejor porque los problemas del pasado pasaron, los problemas del presente todavía no lo hicieron. Lo cierto que en la plaza del pueblo, donde se reunía todo el mundo, también se reunía el mundo de jubilados. En el banco aledaño al mástil de la bandera, acostumbraba sentarse el grupo de jubilados compuesto por: Don Domingo Malaentraña, contestatario, siempre en contra de la opinión de los demás. Arbitrario Gómez, sabiondo con aires de intelectual, leía y comentaba el diario todas las mañanas, luego emitía su opinión, por supuesto que era la verdad rebelada, un dogma que no se podía discutir. Floro Apatía, continuamente en Babia, asentía mecánicamente para no interrumpir sus propios pensamientos. El viejo Inocencio Ni Nada asentía entusiasmado los argumentos de aquel que tuviera la palabra, volviendo a entusiasmarse con el que lo sucedía en el uso de ella, aunque sus conceptos fueren diametralmente opuestos a su antecesor. Acústico Apagado, apoyaba su humanidad en un bastón de caña, con la mano izquierda estrujaba desesperadamente su oído para desentrañar los diálogos que imaginaba y poco escuchaba, sonidos guturales solo llegaban a sus oídos. Cuando por fin creía entender alguna frase o palabra, deseoso de participar, porque participar es ser, también pertenecer, entonces lanzaba imprevistamente su opinión, que invariablemente terminaba en una reprobación generalizada por parte de los contertulios. El sonido le había sugerido un vocablo parecido pero diametralmente opuesto a su significado. Agraciado por desgraciado, oneroso por gracioso, cargar por… o algo así. Cuando la irritabilidad entre Malentraña y Arbitrario Gómez, contendientes habituales, parecía que llegaría a las vías de hecho, Pacífico Bueno, sonriente y bonachón personaje, portador de una abundante y torneada barriga que denotaba su buen vivir, afirmación incuestionable no solo en el aspecto material, sino fundamentalmente por la alegría que irradiaba su espíritu conciliador y su comprensión de la condición humana. Cuando la reunión llegaba a un punto álgido, levantaba su mano derecha para imponer silencio, ensayaba su mejor sonrisa y con una ocurrencia o un chiste, enfriaba el volcán en erupción impidiendo que la lava llegara a los concurrentes, su autoridad indiscutible para solucionar los conflictos estaba basada en el respeto y simpatía que le tenían sus compañeros, el círculo lo cerraba un viejo perro callejero, jubilado ya de viejas pretensiones de usufructuar un hogar con cariñosos niños y comida abundante.
Aquel día la discusión estalló cuando Arbitrario Gómez comentó una nota del diario La Nación referida a la guerra de Corea. El bombardeo de la aviación norteamericana a las posiciones enemigas había sido terrible, las bombas causaron estragos.
No solo las bombas corrigió Malaentraña, sino también la metralla de los aviones cazas de Estados Unidos.
No sea bruto hombre_ respondió Arbitrario_ Los aviones solo arrojan bombas
¿Ah sí…?_ Dijo Don Domingo Malaentraña_ ¿Para qué llevan ametralladoras en sus alas entonces?
Es para los combates aéreos, ignorante
El ignorante es usted, viejo acalambrado__ fue la réplica__ Cuando los aviones de combate apuntan su hocico hacia la tierra pueden ametrallar las tropas enemigas.
El hocico se lo voy a aplastar yo, atrasado, carcamán discutidor sin fundamento
No le permito viejo cascarrabias_ dijo el otro. Los epítetos de grueso calibre siguieron creciendo por ambas partes hasta que llegó a la subestimación y el agravio personal, no se salvaron ni los difuntos padres ni miembro alguno de las respectivas familias.
El límite llegó cuando Malaentraña, en el colmo de la exasperación, se apoderó del bastón del sordo con la intención de propinárselo en la cabeza a su contrincante.
En un primer momento Acústico Apagado se sintió complacido porque ahora podía disponer de sus dos manos para hacer pantalla con sus orejas. Él, que había sido estigmatizado y escarnecido por su sordera.
_ ¿Que dijo… viejo cornudo o bolu….? la alegría le duró poco porque privado del bastón, su cuerpo perdió equilibrio y cayó al suelo con gran estrépito.
Ese día no se necesitaron los buenos oficios de Don Pacífico, el temor por el golpe de Acústico calmó los ánimos, todos se apuraron a auxiliarlo, un suspiro de satisfacción corrió por los presentes cuando comprobaron que la caída no tuvo efectos nocivos.
El mundo de los habituales concurrentes jubilados se había arreglado, comprendieron que la amistad y la razón era el mejor camino para solucionar las diferencias. Floro Apatía se despertó de su mundo interior y sombrío, Inocencio Ni Nada cambió su mundo de complacencia para reprochar contundentemente la actitud de los litigantes, corrió resueltamente a socorrer a su amigo en peligro, el mundo particular y egoísta de Malentraña y Arbitrario Gómez se derrumbó para que aflorara el mundo de la comprensión y el respeto, hasta el perro callejero salió de su impenetrable mundo perruno emitiendo un largo y angustiante gemido. Tal vez el mundo se arregle cuando comprendamos que el problema del otro es también el problema nuestro, para ello no basta la simple condescendencia hacia los demás, ni aun la solidaridad, necesitamos la fraternidad para renacer en un mundo de hermanos.

Roberto Bracchi- Lincoln- Buenos Aires 
28-08- 2014

 

¿Quién es el autor?

Roberto Agustín Bracchi, nació el 9 de Julio de 1940. Se recibió de Escribano Público, pero su pasión siempre fue el Arte. Es un artísta plástico autodidacta. Productor agropecuario y agudo observador de costumbres y personajes criollos. Sus obras reflejan el humor y la frescura de la gente de nuestro campo y los pequeños pueblos de la llanura bonaerense, configurando un “relato pictórico” asimilado a través de sus vivencias en el medio rural. Exposiciones Colectivas: Centro de Comercio e Industrias de Lincoln (1993), Salón Municipal de Lincoln (1993), Conservatorio Provincial de Música de Lincoln (1993), Expo-Junín (1994), Centro Cultural Recoleta – Mención en el 3er encuentro de Pintores con Bollini (1997), Concurso de Pintura “Centenario del Templo Parroquial de Lincoln” 2do Premio (1997), “La Casella” Palacio de Artes, Capital Federal. Seleccionado (1998), Salón Nacional de Artes Plásticas. Para autores de origen italiano, Bernal Bs As (1998), Salón Aniversario Palacio de Artes -Capital Federal. Mención especial del jurado (1998), Arte Contemporáneo en Cuba II. La Habana. Cuba (1999), Expo Itinerante. Corredor Cultural “El Horizonte” Pcia de Bs As (2001), Palais de Glace. Corredor Cultural Noroeste de la Pcia de Bs As (2002), Centro Cultural Ernesto Sábato. 2da Mención. Tercer Salón de Pintura. Rojas. Bs As (2002). Exposiciones Individuales: Stan de Fomento Equino. Sociedad Rural Argentina (1994), Sociedad Rural de Huinca Renancó. Córdoba (1995), Salón Municipal de Gral Pico. La Pampa (1995), Fiesta del inmigrante de la ciudad de Carlos Tejedor. Bs As (1995), Sociedad Rural de Gral Pinto (1996), Club Hípico Argentino. Cap. Federal (1997)m Lincoln, Asociación Amigos de las Artes (1997), Festival de Folclore “Cosquín 98” Córdoba (1998), Biblioteca Menéndez. Pergamino (1998), Fiesta de la Tradición. San Antonio de Areco (1999), Salón Municipal San Andrés de Giles (2000), Banco Credicoop. Lincoln (2002), Casa de la Provincia de Bs As (2002), Posee numerosas obras en colecciones privadas de EEUU, España, Italia y Sudráfica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s